Conoce los diferentes tipos de chimeneas pellets empotrables

El mundo de las chimeneas puede serte un poco indiferente, sobre todo por la cantidad de modelos que tendrás para ver al momento de escoger la de tu hogar. Sin embargo, siempre hay una que es considerada la mejor y, en este caso, se trata de la chimenea pellets empotrable.

Lo curiosos de estas chimeneas y lo que las hace únicas, es que utilizan un combustible relativamente nuevo en el mercado. Además, las puedes encontrar en diferentes tipos y con funcionalidades extras, que te harán amarla desde el primer día de uso.

Modelos de chimeneas pellets empotrables

Actualmente, existen tres tipos de chimeneas pellets empotrables que puedes instalar en tu hogar; cualquiera de estas convertirá tus habitaciones en una estancia con la calefacción perfecta. Podrá sentir el confort de mantenerte en un sitio caliente durante el frio; los modelos son los siguientes:

  • De aire: Estas chimeneas son similares a las convencionales, utilizan el aire del exterior para que el combustible de biomasa haga combustión de manera más eficaz; además, crean una circulación ideal dentro de la zona de calor, para ofrecer mucha más energía al exterior.
  • Canalizables: Su función es la misma que la anterior, con la diferencia de que posee varios conductos de aire que puede ser instalados en varias habitaciones; de forma que se puedan calentar varias habitaciones al mismo tiempo.
  • Hidroestufas: Este modelo es el más completo, ya que no solo puede ser utilizada como una de aire o como una canalizable; además de esto, puede calentar el agua ara el momento en que desees tomar un baño, pudiendo regular la calefacción del agua según lo que quieras.

Cualquiera de estas chimeneas decorará muy bien la habitación donde la instales. Así mismo, son muy discretas en cuanto a sonido y aromas; ya que utilizan un combustible especial que es biodegradable (pellet), su emisión de humo y CO2 es bastante bajo.

Ahora bien, el funcionamiento de las chimeneas pellets empotradas es bastante sencillo; lo primordial es colocar el pellet en el deposito y luego encenderla. De esta manera, el mecanismo traslada el combustible hacia la zona de quemado, conforme se programe el sistema de control.

Cuando el pellet se encuentra en la en la cámara de combustión, comienza a quemarse y a emitir el calor que le hayas graduado. En cuestión de minutos lograras sentir como hace efecto la calefacción.

Además, la chimenea posee un sistema de ventilación propio; que toma el aire del exterior, lo caliente y permite su salida nuevamente. Todo sin que ni siquiera debas moverte, así que anímate a probar una de estas maravillas desde hoy.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *