El trafico de las vacaciones de verano

A pesar de lo que muchos puedan pensar, España va bien o al menos eso es lo que queremos pensar ya que mal de muchos consuelo de tontos, creemos que por que todos o la mayoría de las personas que conocemos están en una situación similar a la nuestra la cosa no va tan mal y es por esto que este año ya, nos vamos todos de vacaciones. Y así es, estos años atrás nos hemos apretado mucho el cinturón, nos hemos quedado sin vacaciones y las hemos cambiado por una semana en el pueblo o por una escapa de fin de semana a una casa rural o en su defecto a un camping, pero nada de grandes gastos, nada de semanas enteras en complejos hoteleros en la costa, nada de tostarse al sol hasta que parezcamos mulatos, estos años nos hemos quedado sin las esperadas vacaciones.

Es por esto que este año nos vamos a resarcir de todos los demás que no hemos podido hacerlo y nos vamos con la familia de vacaciones a la playa. Lo primero que oímos es que según la Dirección general de tráfico serán millones los desplazamientos que habrá en las fechas calves, como las quincenas y los primeros de mes, por lo que nos preparamos para el tráfico intenso que nos vamos a encontrar. Seguidamente nos dirigimos a desguaces piezas de coches para arreglar ese pequeño fallo que le hemos detectado a nuestro vehículo para poder salir sin complicaciones.

A falta de pan, buenas son tortas o al menos eso es lo que siempre oímos, por esto, si no podemos alojarnos en uno de los hoteles de primera línea de playa o en uno de los mejores  pues lo haremos en uno inferior, solo tenemos que dormir en el por lo que nos interesa muy poco lo que nos ofrezcan después de una acogedora y limpia habitación.
Y por fin, allí nos vemos, en una playa, al sol, con la brisa golpeando nuestra cara, achicharrándonos por gusto bajo un sol de justicia, pasando algunos días en compañía de las olas del mar y de la familia que está disfrutando de lo lindo, sobre todo los más pequeños que viven cada experiencia como si fuera única. Solo nos queda disfrutarlas y confiar en que el próximo año podamos hacer lo mismo o al menos algo parecido.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *