La importancia del certificado energético para una promotora inmobiliaria

Cuando contratas los servicios de una promotora inmobiliaria como http://larvin.es/ te gusta asegurarte que dispongan de certificados energéticos para estar informado del inmueble que vas a comprar a estas constructoras. Por ello, en este artículo queremos hablarte sobre estos certificados y para qué sirven.

Una certificación energética es imprescindible para vender o alquilar inmuebles, ya que nos informa sobre el consumo energético y sobre las emisiones de dióxido de carbono de un inmueble que se anuncia en venta o en alquiler. Este certificado es obligatorio en España desde 2013 para poder realizar actividades inmobiliarias como las mencionadas anteriormente.

La obligación de mostrar el certificado energético está regulada en España por el Real Decreto 235/2013, esta normativa procede de una Directiva Europea que ya acataron todos los estados miembros de la Unión Europea.

La responsabilidad de obtener este certificado es del propietario de los inmuebles quien debe contratar el servicio de un técnico que le entregue este certificado energético. Con este certificado se obtiene la etiqueta energética.

Esta etiqueta que se parece a la que podemos ver en los electrodomésticos, nos indica las calificaciones de emisiones y de consumo que el inmueble ha obtenido en su certificado energético, en una escala de colores que va de la A la más eficiente a la G que es la menos eficiente.

Algunas empresas de construccion anuncian por actos publicitarios del inmueble este certificado donde se puede incluir en portales inmobiliarios. En caso de venta la empresa debe entregar el certificado al comprador en el que se incluye el contrato de compraventa, en caso de alquiler se muestra y entrega una copia del certificado al inquilino.

Si no se dispone durante la venta o alquiler del inmueble de este certificado, puede suponer una infracción y se sanciona con una multa de entre 300 y 600 euros. La Ley 8/2013 establece las sanciones por incumplimiento de esta normativa.

Estas sanciones se dividen en tres grupos según la gravedad de la infracción, desde no mencionar la calificación energética obtenida en los anuncios del inmueble asta vender sin haber realizado previamente el certificado energético o falsear el resultado del mismo. Los grupos son los siguientes:

  • Infracción leve se multa desde 300 euros hasta los 600 euros.
  • Infracción grave se multa desde 601 euros hasta los 1000 euros.
  • Infracción muy grave se multa desde 1001 euros hasta 6000€.

En definitiva, si contratáis los servicios de una promotora inmobiliaria no olvidéis informaros sobre si disponen de este certificado que os asegure una compra segura y sin engaños.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *