¿Que tal una pérgola como decoración para tu jardín?

Lo primero que tendrás que saber es que las pérgolas son estructuras que normalmente están hechas de madera aunque también las encontraremos hechas de otros materiales como pergolas de junco o de aluminio.

Esta estructura estará compuesta por columnas, sobre las que reposa otra estructura reticular hecha de vigas. El fin original de esta es proporcionar, a los que la usan, sombra en los meses más calurosos.

Es una estructura que se lleva utilizando desde los antiguos griegos y romanos, sobre todo por las clases pudientes, para proporcionarles el mismo fin que ahora. La encontraríamos en los jardines de sus casas y hasta se dice que el Coliseo tenía una en las gradas de los más ricos.

Hoy en día, los principales usos de las pergolas madera o de junco está en la decoración. Jardines públicos y privados, terrazas, azoteas o incluso plazas se aprovechan de la sombra que da. 

En las plazas podemos ver su  uso  combinado con plantas trepadoras que crecen a lo largo de sus vigas para aportar aún mucha más sombra. Sin contar lo bonito que queda la pérgola combinada con esas plantas tan peculiares. 

Tampoco  será raro encontrarla en jardines o en espacios abiertos como  único fin estético, como parte de la decoración (aunque en los meses de verano resultan muy útiles). También la podemos encontrar museos y edificios de arte para formar pasillos o como un medio para separar visualmente ambientes.

Estas estructuras cambian de nombre si se colocan a continuación de una pared o se cubren con un tejado. Es lo que se define como «porche», aunque  su estructura y función sean básicamente los mismos.

Son estructuras fijas, es decir, están ancladas al suelo aunque encontraremos pérgolas desmontables, que pueden estar hechas de plástico. Sin embargo, como hemos dicho antes, los materiales de los que están hechas suelen ser de madera o juncos y, gracias a estos materiales, lucen mucho más bonitas respecto a las de plástico. Además, aunque las pérgolas de plástico sean mucho más baratas y prácticas, también son mucho menos resistentes y con una peor estética.

El principal requisito que se le pide a una pérgola es que sea resistente a las inclemencias del tiempo, por ello, las pergolas de junco suelen ser las más demandadas. No hay que olvidar que el junco africano es uno de los materiales más resistentes además de impermeable. ¿Qué más podemos pedir?

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *