Tipos de sistemas de energía solar.

Pocas personas piensan en energía solar y en variedad, ya que estamos acostumbrados a imaginarnos los paneles solares y ya. Pero lo cierto es que existen diversos sistemas solares fotovoltaicos y a continuación, te los mencionaremos, para que sepas cuál es el ideal para tu hogar.

Tipos de sistemas de energía solar.

DC-DC.

Conocidos mejor bajo el nombre de sistema de energía solar directo, aunque también podrás encontrarlo como sistema diurno. Y son aquellos sistemas a los que puedes conectar directamente tus aparatos eléctricos.

Como punto negativo: sólo funcionan de día, cuando el panel es capaz de recibir y procesar la radiación solar. Como positivo, es ideal para los equipos de ventilación de bombeo de agua.

Sistemas de almacenamiento de energía.

Este tipo de sistema es bastante eficiente, ya que permite almacenar la energía producida por el panel con el sol en grandes o medianas baterías. Lo que significa que podrás usarla por las noches.

Es ideal tanto para cargas de corriente directo o DC, como para cargas de corriente alterna o AC. Pero ¿por qué esto es una ventaja? Algo que no sabes sino eres especialista es que la gran mayoría de tus electrodomésticos están diseñados para funcionar es cargas de corriente alterna.

Por tanto, es ideal para suministrar energía al alumbrado publicado, a cualquier sistema de telecomunicación, de iluminación, para la refrigeración de alimentos (e incluso de medicamentos) en áreas remotas, y por supuesto, para tus electrodomésticos.

Sistemas híbridos.

Casi siempre se emplea para esto un inversor de potencia híbrido que permite integrar la energía que se produce en los paneles solares, la energía de fuentes externas y la que se almacena en las baterías del propio panel.

Esto quiere decir que su característica principal es que integra la energía solar con otras fuentes de energía. No necesariamente contaminantes, puede ser a una turbina eólica, por ejemplo.

Y sirven como respaldo de la energía en áreas de remoto acceso o como plantas de respaldo que sean muy amigables con el ambiente.

Sistemas interactivos.

Cuando hablamos de utilizar la energía solar pocas veces pensamos en conectar nuestros paneles solares a una fuente de energía eléctrica, como la red eléctrica doméstica.

Pero sí, no sólo es posible: es algo muy común, el más común del mundo.

Ya que el sistema de energía solar va a alimentar la electricidad de una casa o de un edificio durante el día, pero si tú produces más energía de la que consumes, ésta se desvía a la red eléctrica.

Si, por el contrario, consumes más de la que se produce, la red eléctrica entra en acción y compensa el gasto de energía.

Ahora que ya sabes todo esto ¿cuál de todos estos sistemas de energía solar se adapta mejor a ti? ¡déjanoslo en los comentarios!

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *